Tradicional “Trilla a Yegua Suelta” deleitó a la familias de Colina

Enero 30, 2018

La Trilla a Yegua Suelta es una tradición campesina de Chile, en la que se usan yeguas y caballos que pisotean las gavillas para separar la paja del grano y obtener el trigo.

Con el paso del tiempo, la tecnología avanzó y con ella las técnicas  que ocupaban usualmente los trabajadores del trigo. Así esta esta actividad comenzó a desaparecer y con ella, este gran oficio. Sin embargo, hay lugares como en Colina que esta tradición aún está presente y hace 6 años, se celebra cada verano con una gran fiesta llamada “Trilla a Yegua Suelta”.

Mario Olavarría, Alcalde de Colina, comentó que esta fue una actividad olvidada en los campos chilenos, pero que la comuna ha logrado rescatar.  “Hace 6 años quisimos retomar esta tradición y eso es lo que hemos estado haciendo. Así que, encuentro una maravilla que ya llevemos tanto tiempo y con harto público que está disfrutando. Hay muchas personas que agradecen esto porque no sabían cómo se hacía la trilla y la verdad que hoy, si lo saben”.

A la actividad, que se realizó en la Medialuna de Santa Filomena, llegó una gran cantidad de visitantes, expectantes porque los animales comenzaran su labor. Todas las versiones han resultado interesantes pero la de este año, tuvo un sello particular, la visita de un gran número de jóvenes, quienes junto a los mayores pudieron disfrutar y aprender.  “Hemos mantenido esta tradición con el mismo entusiasmo pero ahora con los jóvenes, que se han unido a los adultos mayores que vivieron esta experiencia”, señaló Enrique Ortíz, experimentado corralero de la zona y organizador de la Trilla.

Por su parte, Manuel Aguilera, Presidente de la Asociación de Huasos de Santiago Norte, mostró su satisfacción por la buena cantidad de público asistente y por los jóvenes que quisieron empaparse con esta costumbre chilena. “Como los años anteriores nos ha acompañado bastante público y lo más importante es que tenemos harta juventud participando en la trilla. Esa era la idea principal,  poder seguir cultivando nuestras tradiciones y dárselas a conocer a ellos”.

Sin dudas, una tradición que antiguamente reunía a patrones y obreros en torno a un día sacrificado pero con recompensas. Hoy, une a toda la familia en una jornada patriota y de esparcimiento. La Trilla a Yegua Suelta es una de las actividades más esperadas  del año por lo colinanos y ellos, vez que pueden, lo agradecen. “Me gustaría que la trilla no terminara nunca porque nosotros somos gente de campo que estamos acostumbrados a ver esto. Esperamos que continúe siempre. Para nosotros el trigo se ve precioso. Me llevo un lindo recuerdo. Se agradece”, expresó Isabel Vera, vecina asistente a la Trilla.

La Trilla a Yegua Suelta, es una tradición la cual Colina se esfuerza por mantener siempre  viva, ya que es parte de la identidad de su gente.