Sala Cuna San Benito de Colina se convierte en ejemplo de educación ambiental

Agosto 16, 2018

En Colina se está trabajando hace unos años la educación ambiental en niños, ejemplo de esto es la Sala Cuna San Benito, un lugar donde los niños desde pequeños aprenden conductas responsables con su entorno, a través de un huerto orgánico, con el cual ofrecen una forma distinta de educar.

Así lo explica Loreto Reyes, Directora de la Sala Cuna San Benito, quien resalta los beneficios de este tipo de educación sustentable. “La educación ambiental para nosotros es la clave en la humanización del individuo y del niño, y es nuestra responsabilidad formarlo con valores y que ellos lo puedan ir llevando a la práctica con herramientas como nuestra huerta. Pero también lo llevamos a la práctica con la reutilización de materiales, acá casi el 80% de nuestro material es material reutilizado”, explicó.

La particularidad de este centro educativo es que los niños nos solo son cuidados sino interactúan a partir de un huerto orgánico llamado “Frutos de San Benito”, donde tienen la oportunidad de sembrar, cuidar y posteriormente cosechar vegetales los cuales son compartidos con sus familiares.

“Para nosotros en vital trabajar con la educación del medio ambiente porque desarrollamos las diferentes capacidades sensoriomotrices de los niños,  trabajamos con el olfato, con la visión, con el gusto y es para eso que una de nuestras herramientas es la huerta y (pronto) vamos a construir nuestro invernadero”, indicó la directora.

Como parte del trabajo sustentable, se han creado redes y vínculos los que llevan a la colaboración con diferentes empresas como es el caso del Grupo GTD, quienes hoy están realizando actividades para hacer de este establecimiento uno más sustentable.

El trabajo en conjunto con la sala cuna tuvo sus inicios el 2017 a través de la donación de un mobiliario creado a partir de carretes de fibra óptica reciclados, que hoy se complementa con “un kit de juegos que consiste en un balancín, un resbalín y un asiento para un adulto.  También estamos haciendo un espacio para un invernadero de manera que puedan ahí poner almácigos de toda temporada en relación a la formación de los niños”, explicó Andrés Rodríguez Valenzuela, Jefe Corporativo de responsabilidad social empresarial grupo GTD.

Por otra parte la empresa de telecomunicaciones está realizando de forma paralela cursos de capacitación en las plataformas de Office dirigidos a docentes de la sala cuna, las que comenzaron en agosto con clases de Excel y más adelante se realizarán talleres de yoga y otras actividades para los apoderados de la sala cuna.

Las docentes valoraron la iniciativa que les ayudará en sus labores “esto nos sirve para organizar los implementos de las salas, también nos va a servir harto para organizarnos mejor” indicó Sonia Sandoval, técnico en sala cuna menor.

El trabajo en equipo y el sello ambiental han hecho de la sala cuna San Benito un ejemplo de educación sustentable que hoy lleva a otros actores a unirse a esta causa, aportando así a un nuevo tipo de educación, que se basa en el contacto con la naturaleza y el medio ambiente creando personas más conscientes de su entorno.