Consejos para vivir mejor: La importancia de tomar vacaciones

Diciembre 19, 2017

Chile se encuentra dentro de los países con más horas de trabajo a nivel mundial,  con cerca de 1.988 horas anuales, situándose el 5° puesto según un informe elaborado por la OCDE.

Esto trae muchas consecuencias que no son del todo positivas, dado que los índices de ausentismo laboral por estrés van en aumento.  Según dato de la Superintendencia de Salud, en el 2016 se aprobaron 5.027.060 licencias médicas, en las cuales figuraron como causal principal las enfermedades mentales, asociadas al estrés.

Otros datos que entrega la empresa de reclutamiento especializado Page Personnel, indican que el 61% de la población chilena ha declarado tener estrés laboral en más de una oportunidad, lo que deriva en complicaciones, tanto en su trabajo como en la vida diaria.

Las consecuencias del estrés son conocidas como: dolores de cabeza, insomnio, complicaciones estomacales, enfermedades al colon  e incluso problemas cardiovasculares. Dado esto es que las vacaciones surgen como una cura o forma de prevenir estos posibles males, relacionados con el estrés.

Según un estudio de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.) las personas de entre 35 y 57 años que no toman vacaciones anuales tienen un 32% más de probabilidades de morir por un ataque al corazón. Estudio que se basa en  lo descubierto por la Universidad  Estatal de Nueva York, que explica que las personas que toman vacaciones anualmente  reducen su posibilidad  de morir por diversas causas en un 20% y un 30% de perder la vida por enfermedades cardiacas.

Ante esto la cifra más positiva se refleja en las mujeres, puesto que el tomar vacaciones reduce sus posibilidades a desarrollar depresión. Por otro lado no tomar vacaciones anuales, aumenta en 8% la probabilidad de desarrollar enfermedades coronarias o ataques al corazón.

Las vacaciones son algo necesario , sin embargo no es obligación que sean largas, pues basta con apartar unos días de descanso, durmiendo al menos ocho horas diarias, saliendo idealmente al aire libre y desconectándose de las tareas diarias, permitiendo así cargar energías, haciendo descansar a su cerebro.