Clínica Dental Escolar de Colina promueve la salud bucal de sus estudiantes

Agosto 1, 2018

Según la última Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud, un 52,8% de los chilenos no ha visitado a un odontólogo en más de un año, y un 2,2% no ha asistido nunca a una consulta.

Las investigaciones muestran que desde los dos años, 2 de cada 10 niños presentan caries, porcentaje que aumenta considerablemente a los seis años, donde 70% de los niños presenta esta enfermedad. Al crecer tampoco hay una gran diferencia dado que un 62% de los niños mayores de 12 años presenta caries.

Dadas estas cifras, conversamos a la Dra. Maritza Silva, Odontopediatra, quien trabaja en la Clínica Dental Escolar, una iniciativa generada por parte de la Corporación Municipal de Colina, que ya lleva dos años trabajando con estudiantes promoviendo la higiene bucal y ejecutando controles periódicos como una forma efectiva de supervisar la salud bucal de los niños.

“El gran beneficio que tiene la a clínica dental es que controla a los niños anualmente y su atención comienza desde pre-kinder hasta octavo básico”, explica la odontóloga. Mediante este sistema se realiza una supervisión y seguimiento de los niños de manera constante cumpliendo con la visita anual que se deben tener al dentista y realizando derivaciones en caso de que los pacientes presenten alguna afección.

Volviendo a las cifras presentadas por la Encuesta Nacional de Salud la profesional explica el alto número de caries en infantes. “A medida que los niños van creciendo van aumentando el riesgo y las caries de cada uno” dice.
Pero ¿a qué se debe que tanto niños como jóvenes o incluso adultos no acudan al dentista? Ante esta consulta la especialista indica que existen varios factores.

“Uno es el tema económico, que se posterga hasta cuando el paciente tiene dolor y ahí recién va al doctor, o muchas veces ciertas aprehensiones o miedos que puede provocar la visita al dentista. Aunque esto ha ido cambiando con el tiempo”
Según lo planteado por la odontóloga, la forma de evitar este tipo de problemas es partir con la higiene bucal desde pequeños, realizando visitas al dentista además de preocuparnos por su salud bucal.

“Mientras más pequeño vaya el niño dentista va a ser mejor, porque obviamente cuando vaya la primera vez idealmente estará sano, por tanto las acciones que se van a hacer serán pocas y poco invasivas que no generan dolor.

Es importante tomar en cuenta que hay múltiples alimentos que no deberíamos consumir
“evitar el consumo de bebidas o alimentos muy ácidos, alimentos con mucha azúcar, ya sean dulces, cereales con mucha azúcar, que son los principales alimentos que uno constantemente está consumiendo y que si no hay una buena higiene van a provocar caries a largo plazo”.

En la Clínica Dental Escolar también se realizan clases a los niños, donde se les enseña lo esencial de una buena higiene bucal, la cual consiste en “cepillarse después de cada comida o mínimo 3 veces al día, con una duración de 3 a 5 minutos idealmente, esas son medidas preventivas recomendadas. Además de asistir al dentista por lo menos una vez al año, y a control dos veces por año, para así evitar las caries, eso va a hacer que los pacientes se mantengan sanos y cada vez que vayan al dentista van a ser intervenciones cortas, y no dolorosas” explica.

La única manera de cambiar las cifras es desde la base familiar, inculcar el hábito de la higiene y acostumbrarlos a visitar al dentista periódicamente, previniendo así enfermedades y pérdida de piezas dentales.