• 16/enero/2019

Estudiante de Colina fue destacado por el ministerio de deporte por su desempeño en los Juegos Deportivos Escolares

estudiante-destacado-deporte-colina

En Colina existen varios jóvenes destacados en deportes, muchos de ellos con preparación, otros con talento puro, como es el caso de Matías Soto, un joven de 14 años, estudiante del Colegio Francisco Petrinovic de Chacabuco, quien fue destacado por el Ministerio del Deporte dentro de los deportistas de nuestra comuna, luego de posicionarse entre los cinco primeros en atletismo adaptado y segundo en la final nacional de los Juegos Deportivos Escolares 2018.

Todo partió hace un par de años cuando Matías fue descubierto por su profesor de educación física y, sin preparación adicional, sorprendió en competencias deportivas. “El profesor me invitó a una competencia en Til Til y fuimos, saqué segundo lugar en salto largo. En los 80 metros participé, pero saqué quinto lugar”, comentó.

Eso marcó solo el principio, porque posteriormente participaría en competencias logrando algo impensado, clasificar al regional. “En el año 2017 fui al regional de atletismo y ahí clasifiqué al nacional, no tenía entrenamiento y tenía que correr con zapatos de clavo, ahí el colegio juntó plata y me compraron esas cosas”, contó Matías.

El apoyo de su establecimiento educativo fue fundamental para seguir avanzando, posterior a eso recibió una beca que lo encaminó aún más hacia la meta, así lo recuerda su madre, Isabel Soto. “Se motivó al tiro cuando habló con el profesor, lo llevó a entrenar, después cuando hacía buenas marcas lo empezaron a ayudar desde la Corporación (Municipal) y ahí fue cuando lo becaron”.

Beca que no fue solo en implementos, sino en entrenamiento y la búsqueda de mejorar las marcas. “Cuando llegué al nacional no tenía entrenamiento, el profesor me entrenaba dos veces a la semana y ahí saqué octavo lugar en salto largo y 80 metros, y este año fui deportista destacado, recibí una beca por la Corporación de Deporte, tuve mi entrenador propio, me compraron las cosas, zapatos con clavos. Fui a la competencia de nuevo, gané el regional y clasifiqué de nuevo al nacional, y obtuve segundo lugar en salto largo y quinto en los 80 metros”, señaló el joven de 14 años.

Un camino de esfuerzo que se retrata en los largos viajes y el entrenamiento constante que lo llevaron hasta el Estadio Nacional, al que asiste  dos veces por semana, llegando a las 11:30 de la noche a Colina. “Aquí entrenaba una vez a la semana, ahora entreno todos los días, el entrenador me envía ejercicios y con él bajé la marca que era de 11.02,  empecé a entrenar e hice 10.60; igual en salto largo, hacía 4,30 – 4, 45 metros cuando empecé a entrenar y 4,95 metros es mi marca ahora”.

Un joven digno de destacar que en solo dos años se transformó en un representante del deporte de la comuna y que su madre ve con felicidad. “Me enorgullece Matías porque ha crecido súper rápido, se ha puesto más responsable ha cambiado harto”, indicó Isabel Soto.

Orgullo que también comparten en su establecimiento educativo, que está dispuesto a apoyar a los futuros talentos del Colegio Francisco Petrinovic, como lo indica su directora, María Teresa Alvarado. “Es un orgullo porque se descubrió acá y se trató de potenciar lo que más se pudo, ojalá que él continúe con su carrera. La verdad es que Matías ha abierto un camino por donde los otros niños pueden seguir, que se den cuenta que no solamente por estar tan lejos de las ciudades, no vamos a poder llegar a ese nivel de competencia”, refirió.

Un joven que promete nuevas marcas, que aprovechó de contarnos sus futuras aspiraciones, y dejó un mensaje para otros que también están partiendo en el deporte. “Por ahora iré a otro colegio a representar a la comuna, y seguiré entrenando, compitiendo, teniendo el apoyo de todos. Quiero decirle a los jóvenes que están practicando deporte, que si les gusta tienen que seguir, mejorar mucho, entrenar y así pueden ser deportistas destacados y tener un buen futuro”.

El deporte es parte fundamental para el crecimiento de los jóvenes y es preciso apoyarlos,  darles los espacios de desarrollo, para que muchos otros diamantes en bruto como Matías puedan llegar lejos.